¿Qué tipos de estrategia de inversión hay?

Tipos de estrategias de inversión

 

Tipos de estrategias de inversión

 

Puedes acceder a mis guías rápidas sobre cómo invertir:
Buy&Hold o comprar y mantener
Dollar Cost Averaging (DCA) o promediar
Growth investing o inversión en crecimiento
Value investing o inversión en valor
Indexación o inversión pasiva
Dividend Growth Investing (DGI) o inversión en dividendos crecientes
Momentum

 

Hay muchos tipos de estrategias de inversión.

Difieren entre sí en plazos, riesgo, agresividad…

En fin muchas cosas.

No sería correcto hablar de mejores y peores.

¿Por qué?

Pues porque todas son susceptibles de ganar o perder.

A lo mejor la que gana mucho y rápido,

acaba siendo una estrategia perdedora a la larga.

Y al contrario,

una estrategia puede dar menos rendimiento,

pero como en la fábula de la tortuga y la liebre,

al final, con el paso del tiempo,

mucho tiempo,

acaba siendo más rentable.

Pero sobre todo no se puede hablar de estrategias mejores y peores porque:

han de amoldarse a tu personalidad.

Si coges una estrategia muy agresiva

y no estás hecho para ese perfil,

abandonarás.

Y seguramente lo harás en el peor momento.

Has de elegir y desarrollar una estrategia que se adapte a ti.

Nunca tú a la estrategia.

Te cito algunas estrategias.

 

Buy&Hold

Traducido comprar y mantener.

Es una estrategia de largo plazo.

¿Cuánto es largo plazo?

Pues mucho.

Hablamos de años.

Si ahora tuvieras 80 años y en su día elegiste Coca-Cola,

pues podríamos estar hablando de toda la vida.

Con que mira si es largo plazo.

 

La estrategia Buy&Hold consiste en comprar valores y tenerlos mucho tiempo.
Es una estrategia sencilla y rentable.

 

Esta estrategia es buena porque requiere poco trabajo.

No sólo no hay que estar pendiente de la bolsa.

Es más, es mejor no mirarla.

Para no caer en la maldición de dejarnos llevar por las fluctuaciones de precios.

Además como se hacen pocas compras y ventas,

se reduce mucho el gasto en comisiones.

Si la empresa es buena, su negocio sólido, estable, bien gestionada, etc.

Se mantiene en cartera.

Sólo se vende si algo cambia.

Por ejemplo BlackBerry lo petó en su momento,

hasta que llegaron los smartphones.

El negocio evolucionó pero la empresa no.

¡Pues a vender!

La cotización de Google bajó con la pandemia del Covid.

Pero el negocio era igual de bueno antes que después del virus.

¡Pues NO se vende!

Es más, se aprovecha la caída para comprar más.

Esa es la dinámica que hay que tener con el Buy&Hold.

Comprar y estarse lo más quieto posible,

y dejar los beneficios correr.

 

DCA

Su nombre viene del inglés.

Dollar Cost Averaging.

Y viene a significar algo así como:

Promediar el coste en dólares.

Dicho en cristiano…

¡Promediar!

 

La estrategia DCA nos permite invertir de manera automática.
Automatizar nuestros movimientos es bueno para evitar actuar de manera emocional.

 

La estrategia consiste en comprar de forma periódica a lo largo del tiempo.

Pase lo que pase.

Como un robot.

Imaginemos que invertimos todos los meses.

Pues todos los meses a comprar acciones.

Está probado que es muy rentable en el tiempo.

Se trata de una manera de invertir automática.

Esto es muy bueno.

Recuerda lo de dejar fuera las emociones.

Vamos con un ejemplo.

Sigues esta estrategia invirtiendo todos los meses.

Así pues todos los meses compras.

Acciones de Coca-Cola, para no variar.

Hoy valen a 50 $…

Compras.

Al mes siguiente valen 60 $…

Compras.

Bajonazo… Al mes siguiente valen 45$.

Pues tú compras también.

De esta manera estás siempre invirtiendo.

Eso te hace inmune a las fluctuaciones del precio.

Pues con tus compras periódicas obtienes un precio promedio que,

suaviza los picos más altos y bajos,

y evitarás dejarte llevar por el miedo y la euforia en momentos de grandes bajadas y subidas.

 

Growth investing

El growth investing es la inversión en empresas con un fuerte potencial de crecimiento.

Es decir,

empresas cuyos beneficios se espera que aumenten próximamente.

La mejor manera de entender esto es volviendo atrás en el tiempo.

Piensa en empresas como:

  • Facebook
  • Apple
  • Amazon
  • Microsoft
  • Google

Todas ellas son negocios bastante nuevos.

Eso supone que hace no muchos años se pudo invertir en ellas a precios muy muy bajos.

¡Mira lo que valen hoy!

La estrategia Growth investing busca empresas con gran potencial de crecimiento.

 

Haber invertido en su momento cantidades del orden de 10000 $ en una de ellas,

¡supondría ser hoy millonario!

¡Eso sí que es crecimiento!

Pues bien,

a eso es a lo que aspira esta estrategia,

a encontrar empresas con un buen negocio y mucho potencial de crecimiento.

Si para colmo acaban siendo tan buenas como alguna de las FAAMG,

¡pues éxitazo!

Cabe señalar que hay quienes consideran el growth investing

como una parte de la inversión en valor.

¿Qué que es la inversión en valor?

Ahora te lo digo….

 

Value investing

El value es la muy denominada inversión en valor.

La elección de valores a comprar se realiza en función de sus fundamentales,

su modelo de negocio,

el momento del mercado…

Dicho de una manera más sencilla,

el value pretende comprar buenas empresas a buen precio.

Si esta estrategia hubiera sido española se llamaría BBB,

Bueno, Bonito y Barato.

Como se desarrolló en Estados Unidos,

se llama Value Investing.

Que es un nombre mucho más normal para los angloparlantes,

y muy molón para los hispanohablantes.

La estrategia value busca comprar buenas compañías en el mejor momento.

 

Volviendo al tema,

esta estrategia pretende comprar empresas cuyo valor intrínseco,

está por encima de su precio de mercado.

Es por eso que intentan adquirir acciones castigadas por las fluctuaciones del mercado.

¿Te has fijado en los dos conceptos?

Valor y precio.

No son lo mismo.

Valor es lo que costaría algo en función a sus características.

Precio es lo que paga el mercado por ese algo.

La filosofía value dice que cuando el precio sea menor que el valor,

es el momento de comprar buenas empresas.

 

Indexación o inversión pasiva

La indexación y la inversión pasiva es lo mismo.

¿En qué consiste?

En seguir la evolución de un índice bursátil en lugar de seleccionar acciones individuales.

¿Qué es un índice?

Un índice no es más que la representación de la cotización de los valores que lo componen.

Están compuestos por muchas acciones:

El Ibex-35, por 35 valores.

El S&P500, por 500 acciones.

 

La inversión indexada tiene como objetivo replicar los movimientos de un índice.
La inversión se realiza a través de fondos de inversión o ETFs.
Por sus bajos costes y rentabilidad es tal vez la opción más interesante.

 

Para comprar todas las acciones del índice hacer falta mucho dinero.

¡Pero mucho!

Además hay que comprarlas en la misma proporción.

No vale comprar una de cada y ya está.

¿Entonces cómo se indexa un inversor?

Mediante la compra de un fondo de inversión que replique a un índice.

También lo puede hacer con un ETF,

que es un fondo de inversión cotizado.

Esos fondos o ETFs compran las acciones del índice que replican.

Para ser sinceros igual no compran todas.

Tampoco en la misma proporción,

pero sí de una manera muy aproximada.

Es una inversión muy rentable.

Estadísticamente no hay prácticamente ningún gestor activo,

ni fondo de inversión de gestión activa,

esto es que compren y vendan acciones continuamente,

que lo haga mejor que el índice de manera sostenida en el tiempo.

Lo de llamarlo inversión pasiva es porque el inversor no tiene que hacer nada.

Compra el fondo o ETF…

¡Y ya está!

La gestora del fondo será la que haga los mínimos movimientos precisos.

Todo ello para seguir replicando al índice lo más fielmente posible.

Como el inversor no hace nada,

y el fondo hace muy pocos movimientos,

se ahorra mucho en comisiones,

por lo que encima de obtener un buen rendimiento,

se paga poco.

¡Así que dos veces bueno!

Como digo,

es la manera más rentable de invertir.

 

Inversión en dividendos

Esta estrategia pone el acento en la rentabilidad por dividendo de una acción,

en lugar de en la cotización.

El objeto principal es el de conseguir unos ingresos recurrentes.

 

La inversión en dividendos se basa en obtener una retribución estable de sus valores.

 

Cuando se tiene una cartera amplia,

todos los meses cobraremos dividendos de una u otra empresa.

Esta estrategia también se llama DGI,

Dividend Growth Investing.

Es lo mismo,

lo único que pone el acento en invertir en empresas cuyo dividendo,

crezca año a año.

 

Las empresas cuyos dividendos llevan subiendo más de 25 años son conocidas como aristócratas del dividendo.

 

En cuanto a los pros y contras de invertir en dividendos,

tiene como positivo que al cobrar una renta,

el inversor es reacio a vender la acción.

Eso con carácter general es bueno.

Cuantos menos movimientos de cartera,

mejor suele ir la cosa.

En cuanto a lo negativo de la inversión en dividendos,

todo lo demás.

Para mí lo primero es obtener la mayor rentabilidad.

Sea como sea.

¿Qué prefieres?

Una empresa que cae en un año cae un 10% y te paga un 2% de dividendo,

o una empresa que no paga dividendo y su cotización sube un 10%.

Yo lo tengo claro.

Además el dividendo es un dinero que se detrae de la acción.

Por el que encima hay que tributar.

Vamos, que no lo veo.

La estrategia como tal creo que ya está descrita.

Si aun con todo te interesa te recomiendo leer la serie de artículos que hice al respecto.

Invertir en dividendos, se llama.

Seguro que te interesará.

 

Momentum

La estrategia de momentum es en verdad análisis técnico.

Se basa en la presunción de que aquellos valores que suben con fuerza,

van a seguir haciéndolo.

Es una estrategia un tanto delicada.

Sobre todo si estamos ante una burbuja.

 

La estrategia de momentum compra aquellos valores que están subiendo más que el resto.

 

¿Dónde está la dificultad?

Bueno, detectar una subida fuerte es fácil.

Basta con mirar un gráfico para distinguir:

Qué sube con fuerza y qué no.

Así que entrar es fácil.

Sube fuerte,

soy inversor momentum,

pues compro.

La dificultad está en saber cuándo salir.

Un stop-loss podría valer si nos encontramos ante algo que simplemente deja de subir,

pero como sea una burbuja,

explote

y abra con un súper hueco a la baja (lo que se denomina gap bajista)…

Pues la pérdida está asegurada.

Y como nos quedemos enganchados,

con esa efímera esperanza del “a ver si recupera”,

pues vamos a perder dinero y salud…

Salud por estar dándole vueltas a la cabeza. No por otra cosa.

Amén de que todo esto requiere manejarse bien con los stop-loss,

que eso ya es otra historia.

En fin, voy a ser claro con esta estrategia:

Yo escribo con un lenguaje llano,

intento explicar las cosas para que se me entienda.

Eso es así, entre otras cosas,

porque esta web la dirijo especialmente a la gente que se inicia.

Y aquí mi consejo:

Si estás iniciándote con las inversiones,

el momentum no es lo tuyo.

Si ya sabes lo que te haces,

entonces tú decides.

 

Pues hasta aquí llega el post.

Por supuesto hay más estrategias:

Small Caps,

GAD, o gestión automática del dinero,

Perros del Dow,

Invertir en máximos históricos…

Me he limitado a comentar las más conocidas de una manera breve y sencilla.

Si son las más conocidas,

seguramente sea también porque son las mejores, ¿no crees?

Por supuesto no son conceptos encapsulados.

Puedes modificar la estrategia a tu gusto.

También puedes usar o combinar varias estrategias.

Por ejemplo:

Puedes ser value por el tipo de empresas que compras,

y buy&hold porque las compras para tenerlas mucho tiempo en cartera.

Como puedes ver podría continuar el artículo hablando de otras estrategias,

pero ya es lo suficientemente extenso así.

Espero que te sea de utilidad

y te ayude a encontrar una estrategia de inversión con la que te sientas cómodo.

 

Tal vez te interese:

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top