Aprende a invertir con ETFs – Guía rápida para principiantes

como invertir con etfs

 

En esta mini guía te voy a contar que son los ETFs, por qué invertir en ellos y cómo hacerlo.

Te contaré lo básico, sin tecnicismos. Para que me entiendas sin problema.

Y lo haré rápido, para no hacerte perder el tiempo.

¡Empezamos!

 

¿Qué es un ETF?

Un ETF (Exchange-Traded Fund) es un fondo de inversión cotizado.

¿Qué quiere decir eso?

Pues que durante el horario en el que está abierta la bolsa las participaciones en que se divide el ETF pueden ser compradas y/o vendidas.

Existen ETFs sobre índices, materias primas, sectores, renta fija, etc.

Los que a nosotros nos interesan, y por tanto de los que te voy a hablar, son los ETFs que replican a un índice.

 

Los ETFs son un instrumento muy interesante para invertir de forma pasiva..

 

¿Qué es un ETF que replica a un índice?

Es un ETF que contiene las mismas acciones en una proporción muy similar a las del índice que replica.

¡Buf! Que lío. Te lo explico mejor con un ejemplo…

El S&P500 es un índice bursátil constituido por 500 grandes empresas de Estados Unidos. Pues bien, un ETF referenciado al S&P500 tiene compradas esas mismas 500 empresas en la misma proporción (o lo más parecida posible, por no mentir).

De esa manera lo que haga el S&P500 lo hará el ETF.

Que el S&P500 sube en un día un 1% el ETF también. Que baja, el ETF baja.

Si el ETF es bueno subirá o bajará de una manera casi idéntica.

 

¿Por qué invertir con ETFs?

Porque cada vez que compras una participación compras la parte proporcional del índice que te interesa.

¡Y eso es una diversificación brutal por poquísimo dinero!

Una diversificación óptima sin quebraderos de cabeza.

¡Créeme! Vale la pena.

Con un ETF indexado estamos decantándonos por la inversión pasiva. Que es sencilla y además muy rentable.

Es rentable porque la gestora del ETF no hace continuas compras y ventas en busca de la rentabilidad.

Compra y rara vez vende.

Eso abarata los gastos porque si no hay transacciones no hay comisiones.

Encima, si no se hacen transacciones tampoco hay por qué pagar un equipo de gestores, que para colmo lo hacen peor que el índice… ¡Es un hecho! La historia así lo dice.

Pocas transacciones y pocos gestores. ¡Ahorran dos veces!

Por eso los ETFs son los productos que tienen comisiones bajas.

 

¿Qué ventajas tiene un ETF sobre un fondo?

Dos principalmente:

  1. Las comisiones suelen ser más baratas.
  2. Es un producto más ágil a la hora de comprar y vender participaciones.

¿Y desventajas?

Sin duda la actual fiscalidad.

Con los fondos no tributas aunque muevas el dinero entre fondos.

Con los ETFs si vendes y tienes ganancias tienes que pagar al fisco por ellas.

Tal vez esto un día cambie y se permita la demora fiscal para movimientos entre ETFs. Por el momento no es así.

Pero…

Los ETFs suelen tener costes más bajos. Por lo que si no vendes, que es la idea, ganarás más.

 

Los ETFs tienen bajas comisiones a la vez que ofrecen una elevada diversificación.

 

¿Cómo compro un ETF?

Como te decía los ETFs cotizan, así que:

  • Se opera con ellos a través de un broker.
  • Las compras y ventas hay que realizarlas cuando el mercado esté abierto.
  • Hay que comprar participaciones enteras.

 

¿Qué es un broker?

Un broker es un mero intermediario.

Un puente para poder comprar y vender las participaciones de los ETFs, acciones de bolsa…

Te digo en dos pinceladas que elijas un broker con bajas comisiones y sometido a regulación.

No me enrollo más con esto porque ya lo comenté en la guía rápida para invertir en bolsa.

¡Te aconsejo que le eches un vistazo!

 

¿Cómo identifico un ETF?

Los ETFs se identifican por su código ISIN.

El código ISIN es un tocho de 12 caracteres alfanuméricos.

Muy identificativo pero nada práctico.

Los ETFs tienen también un código de cotización o ticker. ¡Igual que las acciones!

Generalmente se los conoce por el susodicho ticker.

 

¡Bueno! Esto es un chollo, ¡a ganar dinero!

A ver, a ver, lo primero que debes tener claro es que también se puede perder.

Te recomiendo un ETF que replique al S&P500 porque en sus 150 años de historia ha arrojado una rentabilidad media anual del 9%.

Pero también ha habido años con rentabilidad negativa.

Y en periodos de crisis puede bajar fácilmente entre un 30 y un 40%.

¿Lo bueno?

Pues que hasta la fecha siempre recupera.

 

El S&P500 ha obtenido una rentabilidad media anual del 9% en sus 150 años de historia.

 

Por eso los que cuando baja venden son los que más pierden.

Sin embargo si te mantienes firme como don Tancredo la historia dice que acabarás ganando.

 

¿Entonces ya puedo comprarme un ETF?

Por poder sí, pero al igual que con las acciones deberías definir antes una estrategia.

¿Qué ETFs comprar?

¿Cuánto tiempo tenerlos?

Yo te aconsejo ETFs que repliquen un índice (S&P500 y/o NASDAQ100).

Otra opción muy interesante son los que apuestan por la economía global.

También puedes diversificar con alguno basado en oro.

Cómo quieres diversificar tu cartera es cosa tuya.

No puedo tratar todos los temas en una guía rápida. Lo siento.

 

El S&P500 y el NASDAQ100 son muy interesantes por su tendencia alcista a lo largo del tiempo.

 

Te recomiendo además que optes por la estrategia Buy&Hold (comprar y mantener).

Si haces compras periódicas y no vendes pase lo que pase evitarás actuar emocionalmente.

Dejarse llevar por el miedo y la euforia es lo peor que puedes hacer a la hora de invertir.

Espero haberte ayudado a entender mejor este interesante producto financiero.

Te recomiendo en cualquier caso que eches un vistazo a mis otras guías.

Son sólo tres y se leen muy rápido.

Seguro que con ellas encontrarás la forma de invertir que más se ajusta a tu estilo.

Tal vez te interese:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top