¿De qué va todo esto?

De dinero y de ser feliz.

¿Te incomoda lo del dinero?

No debería.

Hablar de dinero es un tema tabú.

Y en cierto modo...

Es una actitud un tanto hipócrita, ¿no crees?

¿Qué tiene de malo hablar de dinero?

A fin de cuentas el dinero es el combustible que mueve el mundo.

Será malo obsesionarse con el dinero.

Igual de malo que obsesionarse con cualquier cosa.

Pero hablar de dinero de una manera objetiva, racional, ¡eso no tiene por qué ser malo!

En cualquier caso quiero darte un consejo.

La sociedad, nuestra cultura, todavía no está acostumbrada a hablar de ello.

Es algo que seguro cambiará con el tiempo.

Pero por el momento no es así.

De modo que si tratas el tema en el ámbito social te recomiendo un poco de mesura.

Valora como reacciona la otra persona al respecto.

A día de hoy puede resultar un tema un tanto incómodo, brusco.

 

De poco te servirá el dinero si no sabes cómo funciona y cómo gestionarlo.

 

En cuanto a lo de ser feliz nada que objetar, ¿no?

Quiero dejar claro que tener dinero no te hará feliz.

O no necesariamente...

Cierto es que ayuda.

Pero no ayuda porque el dinero de la felicidad.

Ayuda porque el dinero puede solucionar bastantes problemas en tu vida.

Pero también puede complicártela... ¡Y mucho!

Trataré de ayudarte con todo esto.

¡Dinero y felicidad!

Suena bien, ¿eh?

Sigue leyendo...

Coge las riendas del tema dinero...

Y mucho me equivocaré si tu vida no mejora.

 

¿Te voy a hacer rico?

¡No!

Ni yo ni nadie te va a hacer rico.

Cuanto antes asimiles eso mejor.

Menos probabilidad habrá de que alguien se aproveche de ti.

 

¿Entonces que ofreces? ¿Qué voy a encontrar aquí?

Lo que yo pretendo con esta página es que...

Adquieras cultura financiera.

No estoy diciendo de que te gradúes en economía.

Estoy hablando de contarte las cosas de una manera fácil.

Sin palabrejas ni frases incomprensibles.

Explicando cosas básicas pero muy prácticas.

Que cualquiera puede entender.

Y con las que seguro mejorarás tu situación económica presente y futura.

Sólo quiero darte unas pautas clave para que aprendas a manejar tu dinero eficientemente.

 

Una inversión en conocimiento paga el mejor interés.

Benjamin Franklin

 

Seguro que has visto anunciados sistemas infalibles de inversión.

Que prometen altas rentabilidades mensuales: 10%, 20%...

Métodos "comprobados". ¡Qué no fallan!

Y el que te lo vende sale ostentando un lujoso ritmo de vida.

Coches, mansiones...

¿De verdad crees que alguien que invierte con semejante éxito necesita dar cursos?

Lo único comprobado que no falla es que gana dinero contigo, no con su sistema.

Sí, amigo...

¡Tú eres su negocio!

No la inversión.

Lo que también es seguro que te pasará es que perderás el dinero que le pagaste y el que inviertas.

¡Doble pérdida!

Es difícil empezar peor.

¿Y sabes qué?

Que a ellos les da igual.

Dinero al bolsillo y a otra cosa mariposa.

 

Si inviertes en bolsa sin un mínimo de formación pasarás a engrosar la estadística:
El 90% de los inversores pierde dinero y acaba abandonando el mundo de la inversión para nunca volver.

 

Y tú a engrosar la estadística:

El 90% de personas que se inician en bolsa pierden y están fuera del mercado en un máximo de dos años.

Ahora es cuando tú te crees muy especial.

Y a lo mejor eres parte de ese 10% que no la lía...

Pero lo veo complicado.

Lo que yo quiero es llevarte de la mano en este mundo de la inversión:

  • Que aprendas a gestionar el riesgo
  • Que seas responsable y conocedor de tus aciertos y errores
  • Que seas autónomo gestionando tu dinero

En definitiva, quiero que adquieras educación financiera sin descuidar el desarrollo personal.

Más dinero y mejor persona.

¿Se puede pedir más?

Abre los ojos. Amplía horizontes.

Te recomiendo adentrarte en este mundillo descubriendo qué es la libertad financiera.

Scroll to top